Bei Dao (Zhao Zhenkai)

Ayer mientras leía una entrevista a Bei Dao en el Semana XL, me di cuenta de lo que siguen sufriendo muchos exiliados que, todavía hoy, no pueden regresar a su país natal. De hecho se comentaba que había podido entrar, con un permiso especial por el fallecimiento de su padre, hace sólo un par de años, a lo que el entrevistado añadían: ” todo un detalle del Gobierno chino, inimaginable hace décadas,¿ no cree? ” y a lo que el poeta respondía: “si lo comparamos con el pasado, puede decirse que, hoy, son algo más humanos”.

A pesar de todo, es dificil de creer que sigan sufriendo las consecuencias del retroceso que vivió China después de la masacre de Tiananmen. Pero algo tan sorprendente, aún así no lo es tanto si se trata del país, el cual, no hace poco, trató de esconder la pobreza que sufren la mayoría de sus 1.300 millones de habitantes tras la efímera suntuosidad de unos Juegos Olímpicos.

Las dos caras de Pekin

Son muchos los que ya asemejan los propósitos de los recientes Juegos Olímpicos de Pekín con la Olimpiada de Berlín en 1936. Una estrategia de relaciones públicas con la finalidad de proyectar una buena imagen que los legitime de forma política y moral ante la comunidad internacional. Tratado de esconder mostrar el lado oculto de un pais con falta de libertades y contantes violaciones de los derechos humanos.

 Publicado por: Dayana Del Puerto

Anuncios

~ por tendenciosas09 en mayo 22, 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: